logo

Viaje a la cuna del mal

VIAJE A LA CUNA DEL MALportada-congo2 copia

Congo Belga, 1963. En el escenario convulso de los últimos días de la colonia belga del Congo, un médico, el doctor Johannes Kuypers, investigador y responsable de uno de los hospitales más importantes de Coquihatville, la actual Mbandaka, es asesinado a bordo de un transbordador en el río Congo. Kuypers ha estado investigando la aparición de una extraña enfermedad causada por un virus desconocido que ha relacionado con la campaña de vacunación contra la polio en el Congo oriental. Cuando los belgas abandonan la antigua colonia, convertida en la República Democrática del Congo, estalla una violenta guerra civil y un caos que solo la presencia de los cascos azules de la Naciones Unidas pueden contener. La OMS, Organización Mundial de la Salud, organiza entonces toda la sanidad del país con médicos llegados de todo el mundo y uno de ellos, el español César Boronat, llega a Coquihatville. Boronat, casado y padre de dos hijos, se relacionará con la joven Babette (Nsimire Arunga), con la que acabará teniendo un hijo y que guarda el mismo secreto que ha acabado con la vida de Kuypers. Boronat entablará también amistad con el doctor Klaus Karsten, nuevo director al frente del hospital de Coquihatville y que está tras la pista de lo que descubrió Kuypers. Cuando Karsten y su esposa son asesinados, Boronat sospecha que su muerte tiene algo que ver con algún secreto que se oculta en las selvas de Garamba, en oriente y organizará un viaje, ayudado por Nsimire y un periodista llamado Lambert. Boronat no ha llegado al Congo por casualidad, sino que en su reclutamiento para la misión de la ONUC ha tenido mucho que ver un hombre misterioso, un agente del servicio secreto belga conocido como Patek. Poco a poco, Boronat irá descubriendo que hay una conspiración detrás de la muerte de los Karsten en la que Patek tiene algo que ver. Cuando su propio hijo muere a causa de la misteriosa enfermedad, César Boronat emprenderá el viaje a la cuna del mal, a las selvas de Garamba, para descubrir las huellas del origen del sida, inoculado a los seres humanos a través de la vacuna contra la polio suministrada a la población. En algún lugar remoto de Garamba, Boronat encuentra las pruebas del origen: los cultivos con vísceras de mono donde se elaboró la vacuna contra la polio infectados con el virus del vim, la versión en los simios del vih y la carta que el doctro Kuypers, investigador, hizo llegar al laboratorio advirtiendo de la presencia del virus. En esa primera parte de la novela, en los convulsos años sesenta del Congo ex Belga, los poderes implicados, la empresa farmacéutica, el Gobierno belga y los servicios secretos, se percatan de los movimientos de César Boronat y tratan de localizar ese lugar remoto para destruir las pruebas y de paso eliminar a cualquier persona relacionada con aquellos hechos, Nsimire y otros tres enfermeros que fueron testigos. Finalmente, Patek y César Boronat sellarán un pacto por el que Boronat jamás hablará de lo que ha descubierto a cambio del respeto a la vida de Babette.

En la segunda parte de la novela, la época actual, Marcel Quintana, agente del DGRS belga, es enviado a España con el fin de obtener información sobre los contactos y avances españoles con respecto a la construcción y aprovechamiento de la enorme presa de Inga, en la República Democrática del Congo, el antiguo Congo Belga. Como cobertura se hace pasar por Jacques Boronat, nieto de César Boronat e hijo ilegítimo de su primogénito español Ramón Boronat, implicado en los proyectos de Inga. Aunque Ramón Boronat reconoció a Jacques como hijo propio, nunca llegó a casarse con su madre ni a ocuparse de él, salvo económicamente, y el muchacho creció en Francia con su madre y su padre adoptivo. Ramón Boronat, el único que podría reconocer a su hijo Jacques, ha fallecido y nadie en su familia conoce ni ha visto jamás al hijo ilegítimo, por lo que el servicio secreto belga cree que la muerte de Ramón Boronat es un buen momento para colocar a su agente en el entorno familiar. El auténtico Jacques es un joven solidario y cooperante en África, residente en el Congo–Brazzaville, al que los agentes del DGRS secuestran para abrir el camino de Quintana y evitarle dificultades.

Quintana llega a Barcelona aprovechando el entierro de Ramón Boronat, el único que podría reconocer a su propio hijo, y se finge el afligido nieto de César Boronat que quiere recuperar a la familia perdida, pero con la única intención de hacerse íntimo de su presunta hermana, Sonia Boronat, y sobre todo de su marido, un diplomático destacado en Kinshasa, lo que le permitirá acceder a los planes del Gobierno y de los empresarios españoles con respecto a Inga, su trabajo para la DGRS.

Al tiempo que Quintana pone en marcha sus planes, intima con su supuesto abuelo, César, quien poco a poco empieza confiar en él y a contarle su historia. César Boronat ha seguido en contacto con médicos e investigadores sobre el sida, aunque manteniendo el pacto sellado con Patek para proteger a Nsimire–Babette. Ella ha seguido su vida en el Congo, con otros hijos y guardando siempre silencio, pero algo sucede que les hace remover sus recuerdos: Patek, jubilado, muere asesinado por alguien que toma venganza y no es otra que Edwina Karsten, hija de los Karsten asesinados en su presencia. César Boronat pone entonces al que cree su nieto en el camino para descubrir el terrible secreto desarrollado en el Congo colonial. Quintana iniciará una relación, presuntamente incestuosa, con Sonia como medio de obligarla a ayudarle en sus planes de acceso a su marido en Kinshasa y viajará con ella hasta el Congo con un encargo adicional de su “abuelo” César, encontrar a Nsimire y sacar a la luz el origen del sida y los crímenes con que lo ocultaron. Quintana, saltándose las órdenes de sus jefes, acabará investigando el origen del sida más que el asunto de las presas de Inga, haciendo caso omiso de las presiones desde Bruselas.

Quintana viaja también al origen del mal y descubre todo lo que César Boronat le ha contado, pero finalmente, retornará a la fidelidad a su trabajo de agente secreto y destruirá todas las pruebas que señalan a la OMS, a Bélgica y a la compañía farmacéutica como responsable del sida. César nunca lo sabrá pues muere antes de que Quintana regrese a Europa.

En una última escena, Marcel Quintana, alias Jacques Boronat, acompañará las cenizas de su presunto abuelo para esparcirlas sobre el río Congo en presencia de Sonia Boronat y de Nsimire Arunga, conocida como Babette.

PERSONAJES PRINCIPALES

Marcel Quintana, alias Jacques Boronat. Agente de los servicios secretos belgas. DGRS. Hijo y nieto de españoles. Su padre fue agente y desapareció en una acción en el Congo.

Sonia Boronat. Médico de MNUC. Hija de Ramón Boronat (fallecido), nieta de César Boronat y teórica hermana, por parte de padre, de Jacques (Marcel).

César Boronat. Médico con muchos años de experiencia en el Congo, padre de Ramón Boronat.

Babette (Nsimire Arunga) Enfermera congoleña, amante de César y conocedora del terrible secreto del sida.

CARACTERISTICAS ORIGINALES

Una historia de espionaje en la República Democrática del Congo como la que explica “Viaje a la cuna del mal” no ha sido tratada nunca: lo que más se aproxima es “El jardinero fiel” del maestro John Le Carré, pero de un modo ambiguo, sin señalar nunca la enfermedad o el país en concreto y quizá “El corazón de las tinieblas” donde Conrad usa también el río Congo como escenario.

El origen del sida, la plaga del siglo XX, se ha situado últimamente en el Congo Belga en los años cuarenta o cincuenta pero no se ha escrito novela alguna que lo detalle.

El personaje César Boronat responde a un personaje real, Pompeius Cotonat, fallecido en 2014 sobrepasados los noventa años, que vivió y trabajó en el Congo Belga en aquella época y que me proporcionó información crucial para el desarrollo de la historia.

También el personaje de Marcel Quintana está basado en un personaje real, muy próximo, agente de los servicios secretos franceses.

Las relaciones personales entre los protagonistas son uno de los valores esenciales del relato. César Boronat y su falso nieto; el joven médico Boronat y Nsimire/Babette, el doctor blanco con la joven negra y la relación presuntamente incestuosa entre Quintana (Boronat) y su hermana Sonia, un detalle poco explotado en la literatura y que es abordado sin cortapisas morales.

La inclusión de los manejos en torno a la presa de Inga en el río Congo es también un detalle absolutamente original en la literatura de ficción y responde a un trabajo faraónico que, en gran secreto, se está desarrollando en la desembocadura del río y que daría energía eléctrica a todo el sur de África.

Todas estas características son atractivas para el público habitual consumidor de novela de espionaje, pero también puede llegar a un público esencialmente femenino que se fija más en las relaciones personales.

 

Escritor. Autor de "El espía imperfecto", "Espías y la guerra secreta" y "La ruta de los contrabandistas".

Leave a Reply

*

captcha *