El hombre de Tánger

Eduardo Álvarez, abogado y ejecutivo de COFET una importante empresa franco-española recibe un día la visita de un antiguo amigo, Miguel Maestre, agente del CNI que le intenta convencer para participar en una operación como infiltrado. El trabajo que Miguel Maestre, el agente de inteligencia, propone a Álvarez es investigar las actividades un tanto oscuras del almirante López-Apeztegui, padre de la esposa de Álvarez de la que Maestre está enamorado.

Álvarez acepta y al poco tiempo es asesinado en un confuso atentado que parece una obra terrorista. El servicio de Inteligencia insiste en realizar la operación y para ello cambia de planes infiltrando a Maestre en una organización basada en COFET con ramificaciones en los servicios de Inteligencia marroquíes y en el tráfico de armas que controla el almirante López-Apeztegui. Para el inspector Martín, que investiga la muerte de Álvarez, Maestre es el principal sospechoso de la muerte del abogado a causa de la infidelidad de su esposa, Eugenia, mientras que éste, viaja hasta Tánger para destapar una gigantesca conspiración de tráfico de armas con implicaciones internacionales