La navidad explicada a los niños

En realidad, la Navidad se trata solo de un cumpleaños, el aniversario del nacimiento de un personaje muy importante y muy famoso, Jesús, que se dice nacido en la localidad de Belén en la antigua Palestina, hace ahora 2021 años. No existen datos históricos, ni escritos de ese nacimiento, pero años después, unos cien o ciento cincuenta después de su muerte, se dijo que el día del nacimiento había sido el 25 de diciembre para hacerlo coincidir, más o menos, con unas fiestas, la del solsticio de invierno, que ya se celebraban desde cientos de años antes. Muchos personajes escribieron después de su muerte supuestas historias de su vida e incluso llegaron a decir que era hijo de dios, porque para los judíos, el pueblo que vivía en Palestina en aquellos años con el nombre de Israel, solo existía un dios.

Si para los romanos, que ocupaban entonces el país, Júpiter era el padre de los dioses, para los judíos, como solo había un dios éste era, lógicamente el padre, de ahí que se afirme que Jesús le llamaba a dios, “mi padre”. Jesús, al que se conoce como Jesús de Nazaret, nació supuestamente en Belén porque su familia, que vivía en Nazaret, otro pueblo palestino, tuvo que trasladarse a Belén, de donde eran sus padres, porque el gobernador romano había ordenado que los habitantes del país viajaran a su pueblo de origen para apuntarse en el censo y conocer así el número de habitantes que había. Acabado el asunto del censo y ya nacido Jesús, sus padres volvieron a Nazaret donde se supone que vivió el chico durante muchos años y de ahí que se le llamara Jesús de Nazaret. Como hemos dicho no hay nada escrito sobre su vida aquellos años y solo fue mucho después, cien o doscientos años, que se empezaron a escribir historias, lo que se dio en llamar evangelios que proviene de la palabra griega euangelion que significa “buena noticia”. Estos evangelios cuentan en realidad las historias que corrían de boca a oreja durante esos años, inventadas la mayoría o basadas en rumores y leyendas. Se decía que era hijo de un carpintero llamado José y una joven llamada María.

De lo explicado en esos evangelios se deduce que Jesús de Nazaret, de religión judía, dedicó su vida, a partir de los treinta años más o menos, a enfrentarse a los sacerdotes de su religión y al rey de Israel porque, según cuentan, quería defender a los pobres contra la casta de ricos y sacerdotes y se consideraba a sí mismo como “el mesías”, el personaje que debería salvar al pueblo judío. Lo que si está claro en todos aquellos evangelios es que Jesús de Nazaret no hablaba contra los ocupantes romanos, porque eso sí le podía llevar a la pena de muerte, como así le sucedió al final. Cuando los sacerdotes intentaron enemistarle con los romanos le preguntaron si había que obedecer al César de Roma o al dios de Israel y él, muy listo, dicen que contestó: “dad al César lo que es del César y a dios lo que es de dios”. Eso no le sirvió de mucho porque finalmente, los sacerdotes judíos presionaron al gobernador romano y éste, al que le importaban poco los judíos de uno u otro bando, hizo un paripé de juicio y condenó a muerte a Jesús de Nazaret que fue crucificado como se hacía en la época con todos los condenados.¿Qué hay de cierto en toda esta historia? Como os decía no hay crónicas escritas de la época y los historiadores romanos no hablan para nada del personaje, aunque sí hay referencias en sus obras a “profetas” o “agitadores” judíos en la provincia de Palestina. Lo que siguió después, que era hijo de dios, que resucitó, que él mismo es dios, que su madre era virgen, que hacía milagros, los reyes magos, que subió al cielo, todo eso fueron invenciones creadas sobre la marcha durante casi dos mil años. Grandes pensadores como Pablo de Tarso crearon a lo largo de los años una religión basada en la religión judía y en las historias sobre Jesús. Esa religión se llamó Cristianismo derivado del griego christós que significa mesías y que después se ha ido dividiendo y transformando en varias religiones llamadas protestantes, ortodoxas y católicas que coinciden en el origen judío y en los libros llamados evangelios.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *