Un agente del CNI, recibe de sus superiores el encargo de ponerse en contacto con un miembro de la dirección de ETA que, por razones desconocidas, ha decidido traicionar a los suyos y trabajar para el Gobierno. El CNI y el agente encargado, Miguel Maestre, desconfían profundamente del supuesto traidor, Iñaki Sagarzazu, alias Iñaki de Mondragón, pero los primeros contactos con él, en absoluto secreto, dan buenos resultados y se consiguen algunas detenciones y parar atentados en marcha. El trabajo de Maestre consistirá en valorar y pasar la información que Iñaki le proporciona pero también averiguar qué es lo que ha hecho que un notorio dirigente y asesino de la organización se decida no solo a dejar la lucha armada, sino a traicionar a los suyos. Iñaki padece un cáncer terminal y una a una va liquidando sus cuentas pendientes con su familia, con la mujer que ama y con sus antiguos compañeros. En el fondo de sus motivaciones parece estar el hecho de que él mató a Txomin Iturbe Abasolo, el máximo dirigente de ETA muerto en un supuesto accidente en Argelia, pero también su amigo, su maestro al que idolatraba y su rival por el amor de Izaskun.