Desde la Estación Orbital Titán, en la órbita de Saturno, la gigantesca nave Alexander Yuriatin parte en el primer viaje interestelar de la Humanidad con doscientos colonos a bordo. Su destino es la estrella Alpha Centauri, donde un planeta en todo semejante a la Tierra acogerá a sus descendientes tras un viaje que durará setecientos años. Es un plan ambicioso, una aventura épica que se truncará cuando un pasajero inesperado, un virus mortal, acabará con toda esperanza. Solo una persona, una mujer, sobrevivirá al desastre y se empeñará en que la gran nave no lleve solo cadáveres a su destino. Helena Vlasova se queda sola y poco a poco va superando su situación hasta llegar a la conclusión de que lo único que puede hacer es convertirse en la nueva Eva inseminándose artificialmente a sí misma y creando una nueva generación.